De ninguna parte.

Imagina un día, todos tus seres queridos mueren.

Imagina un día, tu casa es destruida por un terremoto.

Imagina un día, te detectan una enfermedad mortal y no tienes a nadie a quien recurrir.

Imagina un día, conocer al amor de tu vida y muere al día siguiente.

Imagina un día, te despiden de tu trabajo porque tu empresa desaparecerá.

Imagina un día, te vas de tu casa y no puedes despedirte.

Imagina un día, tener sed, hambre, dolor, sueño, no sentir los pies, las manos, no poder protegerte.

Ahora bien, si usted no puede imaginar todo esto junto, no ha sido migrante.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s