La mujer que no se lo creía.

Sí, tú, que siempre has buscado a la pareja inadecuada y crees que eres feliz.

Sí, tú, que vienes del hogar violento y evades el tema con tus hijos para no hacerlos sufrir.

Sí, tú, la que trabaja en el peor ambiente laboral y no deja de sonreír para ganar la batalla.

Sí, a ti que has intentado ser madre y no has podido.

Sí, a ti que vives la vida a tu manera.

Tú, que hablas cruzando los brazos y ocultando cualquier dolor para no preocupar.

A tí, que abandonada por todo el mundo, sigues diciendo: Buenos días.

Es contigo esto; Gracias valiente.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s