Te perdí.

Me pediste te esperara y no lo hice, porque no confíe en ti.

Te pedí me esperaras y no lo hiciste, porque no confíe en mí.

Nos pedimos un tiempo y se hizo un eterno adiós.

Volvimos a encontrarnos y no sabíamos que hacer ninguno de los dos.

Al volver a verte no hubo tiempo, no hubo adiós, no hubo olvido, siempre fuiste presente.

Gracias.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s