Breve fenomenología antropológica en la percepción de la “Tragedia” y sus estragos en los estados mentales del Yo.

Todo lo que se dirá a continuación carece de cualquier validación científica; es su objetivo primordial.

Investigadores incomprendidos por más de 2000 años intentando analizar la Tragedia permanente por la cual hemos atravesado, partiendo desde lo mental a lo físico, generación tras generación, partiendo de un amo y un esclavo.

Amo de mi mente y esclavo de mi acción, el efecto casi imperceptible de aceptación de la Tragedia humana como recorrido fraudulento pero sencillo para la resignación, lo llamaremos: Atajo emocional.

De quien depende una solución no le es conveniente y de quien depende el cierre del ciclo del dolor manifiesta no poder: ¿Poder o deber?.

Existe un arraigo emocional ancestral de la no superación de lo doloroso manteniendo la sensación de tristeza en resucitación permanente como mecanismo de defensa ante cualquier presión social. La sensación incólume de aferrarse a cualquier cosa que vulneralice el Yo.

Padres a hijos, hijos a nietos,nietos a padres y el ciclo eterno del dolor, mimetizados ante las sensaciones de envidia, rabia,angustia y dolor que requieren atención. Pero: ¿Por qué no logra el Yo homologar experiencias satisfactorias o desdichadas en simultáneo?, Y si: ¿No existiera diferencia entre el dolor y la alegría, es decir,solo tuviéramos experiencias de construcción del ser?

No existe percepción alguna del dolor si el Yo entiende parcialmente que su ciclo vital por el plano físico estará rodeado de experiencias. Lo social no importaría porque no existe un efecto material causante de tal desdicha, el Yo comprende su efímera existencia y no le es relevante diferenciarse del otro.

Todos carecemos ancestralmente de “Afectos” intrínsecos que brotan de inmediato al mirar a otro y verme distinto, en un trayecto que en promedio no supera un siglo. Y si: ¿Lo que consideras dolor y una vida miserable es solo la consecuencia taxativa de existir?

Una respuesta a “Breve fenomenología antropológica en la percepción de la “Tragedia” y sus estragos en los estados mentales del Yo.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s